22 mar. 2011

La Ciudad de las 100 Torres


Hace unos días regresamos de Praga, aún fascinados con su belleza y encanto, su historia y sus leyendas, además de buena parte de su gastronomía (léase cerveza). A pesar de la época (final del invierno) ya se notaba la presencia de turistas de todas partes, y es que se trata de uno de los destinos más visitados de Europa. Además, el tiempo acompañó, y eso permitió disfrutar mejor de nuestra visita

Como la mayoría de ciudades europeas, Praga ha sufrido a través de la historia guerras, pestes e invasiones, pero disfrutado también de tiempos de auge y prosperidad, que han dejado huella en la arquitectura sobre todo, notándose la presencia de edificios emblemáticos en varios estilos, de varias épocas, que conviven perfectamente en el mismo espacio.


Como capital la República Checa, concentra en su área metropolitana gran parte de la población del país, sin embargo no se percibe el agobio de otras grandes urbes sino más bien mucha tranquilidad en sus calles, gracias en parte a una excelente cobertura de transportes públicos basados en tranvías, metro y buses, que reducen el uso del automóvil, y a la existencia de varios parques y amplias zonas verdes en los alrededores y dentro de la propia ciudad.



A pesar de los efectos del auge turístico de los últimos años, y la proliferación de tiendas de souvenirs, sobre todo en la parte antigua y más turística, no deja de ser una delicia perderse por sus calles y recovecos, contemplar sus edificios y monumentos, sea de día o de noche, o hacer una pausa en alguna Pivnice.


No hay comentarios.: