18 ago. 2010

Regreso a la Laguna Negra


Dentro de pocas semanas planeo visitar de nuevo la Laguna Negra de Soria, uno de los parajes naturales de España que más me han impresionado. Se trata de un depósito de agua de origen glaciar a casi 2000 m de altitud, rodeada de paredes rocosas y de un extenso bosque de pinos, hayas y helechos. Se encuentra en la Sierra de Urbión, en la provincia de Soria, cercano a los límites con Burgos y La Rioja, colindante con las sierras de La Demanda y Cebollera, que forman un espectacular espacio protegido de enorme belleza paisajística e importante valor ecológico.

No es de extrañar que existan varias leyendas relativas a este lugar, ya que la sensación que se percibe al contemplarlo es bastante especial, puedo decir que hasta mágica. También el entorno ofrece muchos atractivos, sobre todo a los que nos gusta el paisaje de montaña.



La mejor manera de llegar al sitio es por la carretera que parte de la villa de Vinuesa, la cual nos deja a escasos 1000 metros, donde existe un parking y un punto de información. La parte sur de la laguna está acondicionada con una pasarela de madera, destinada a minimizar el impacto de los visitantes sobre las raíces expuestas de la flora que la rodea. Al final de la misma está el acceso a un sendero que lleva al nacedero del Río Duero, en una ruta de aproximadamente 2 horas hasta el Pico Urbión.


Las fotos son de mi primera visita, en septiembre de 2004.

No hay comentarios.: