8 jun. 2010

IQ y Lazuli en el Minnuendö 2010


Adelanto la crónica del Minnuendö de este año ya que el festival se acaba de realizar este fin de semana. Junto con un cambio de local (Auditorio) y formato (sólo 2 bandas), la asociación que organiza el evento apuesta de esta forma por la continuidad del proyecto, manteniendo (como mínimo) la calidad de los artistas invitados, presentando esta vez a la banda francesa Lazuli, y a los míticos IQ.

Si es verdad que se echó de menos el ambiente de un festival, propiciado por un espacio abierto como la Plaza de Toros de Peralta, no es menos cierto que el espectáculo en sí mejora bastante a nivel técnico, especialmente el sonido, además de la comodidad de estar sentado y la despreocupación por las condiciones climáticas, que alguna vez ya afectaron el desarrollo de alguna edición.

Hablando sobre las bandas, debo confesar que no conocía a Lazuli y que me sorprendieron gratamente, como imagino que a mucha gente más. Buenos temas, complejos, buena voz y buenos instrumentistas, atreven con muchas cosas, y una excelente puesta en escena. Llama especialmente la atención un instrumento que emplea unos de sus músicos, Claude Léonetti, y que luego supe que fue inventado por él mismo. La historia es que un accidente inutilizó el brazo izquierdo de este ex-guitarrista, quien se inventó este aparato al que bautizó Léode, mezcla entre guitarra y sintetizador, adaptado a su condición y que pudo desarrollar con algún fabricante.

Sí conocía a IQ, obviamente, a pesar de no ser un seguidor de gran parte de su larga carrera, así como los proyectos paralelos de sus integrantes. Impecable ejecución en un impresionante show, reforzado con la proyección de imágenes en alta definición sincronizadas con la música. La primera parte de su concierto la dedicaron integralmente al álbum The Wake, como forma de conmemorar el 25 aniversario de su edición, para luego seguir con temas de sus demás trabajos. La característica voz de su líder Peter Nicholls sonó a plenitud, a pesar de algunos pequeños problemas al final del concierto. Sin duda, de lo mejor que ha pasado por este Festival, en sus 7 años de historia. Esperemos que la voluntad de sus organizadores no decaiga a pesar de las dificultades, y se sigan dando las condiciones mínimas para que esto continúe.


No hay comentarios.: