17 may. 2010

A Rainbow in the Dark


Mi alegría por la confirmación del 20º título de liga del FC Barcelona se vio ensombrecida por la noticia de la muerte, en el mismo día de ayer, de Ronnie James Dio. Era de alguna forma esperado este desenlace, una vez confirmado el cáncer de estómago hace medio año, y la anulación reciente de todos los shows de Heaven and Hell programados para este verano.

Su voz, imitable pero inigualable, su personalidad y su carisma lo convirtieron en todo un ícono del rock más clásico, y que afortunadamente tuvimos la oportunidad de disfrutar en directo un par de veces. Sus canciones son y serán parte importante del “soundtrack” de mi vida, y seguro que de mucha gente más.

Que su alma descanse en paz, cerca de aquel arco iris del que tanto hablaba.

No hay comentarios.: